5 Remedios Caseros para el Dolor de Muela

Dolor de Muela
 

El dolor de muela es una de las molestias más incómodas que puedes sufrir, generalmente es palpitante e impide masticar, por lo que tratar de conseguir alivio rápido es un sentimiento común en todos los pacientes. Quizá no cuentes con los recursos para acudir por ayuda de un especialista o simplemente te desagrada acudir a consulta odontológica, por lo que aquí en remedioscaseros.com.mx te traemos los 5 mejores remedios caseros para el dolor de muela.

¿Qué puede producir el Dolor de Muela?

Los procesos infecciosos como las caries dentales o los abscesos periodontales son una de las causas más frecuentes de dolor dental, debido principalmente a  una mala higiene dental o traumatismos con objetos punzantes a la hora de masticar. Puede añadirse también el dolor que se produce en áreas cercanas y que se irradia a la región maxilar, como la sinusitis por ejemplo. De igual manera los traumatismos directos o la fractura dentaria pasada con exposición parcial de su interior también pueden producir esta dolencia.

¿Cuándo acudir al médico?

En primer lugar debe valorarse la intensidad del padecimiento; el dolor intenso, persistente, palpitante y penetrante, que también impide conciliar el sueño, puede que consiga alivio temporal  con los mejores remedios caseros o tradicionales, pero probablemente reincida al poco tiempo, por lo que deberás acudir al dentista. De igual manera cuando se asocia a otros síntomas como fiebre, generalmente es indicativo de procesos infecciosos que requieren de antibioticoterapia y valoración por el especialista. La imposibilidad para lograr una apertura bucal que permita la deglución también es indicación para acudir a tu médico de confianza.

5 Remedios Caseros para el Dolor de muela

Es esencial antes de cumplir cualquier remedio casero tener una excelente higiene oral, recuerda siempre cepillarte al menos tres veces al día utilizando la  crema dental de tu preferencia, y si está a tu alcance también se recomienda el uso de enjuague bucal e hilo dental para conseguir una higiene adecuada, la mejor manera para prevenir las dolencias dentales.

Perejil:

El perejil es excelente para disminuir el dolor en caso de que exista inflamación en la zona aledaña al diente, ya que posee diversos componentes con efecto analgésico y anti inflamatorio que actúan de manera rápida a nivel local. Para aprovechar los beneficios del perejil basta con tomar unas ramitas y masticarlas durante un tiempo, sin embargo si no toleras la masticación o si el dolor es muy intenso, te recomendamos que tomes varias hojas de perejil y las tritures con la ayuda de un mortero, luego con la ayuda de una compresa o pañuelo coloca la planta directamente sobre el área afectada durante al menos 15 minutos.

Algodón con Agua Oxigenada:

El agua oxigenada es conocida en la industria farmacéutica por sus efectos antisépticos, pero también posee efectos analgésicos.  Toma un algodón e imprégnalo en agua oxigenada, posteriormente  masajea sobre el área de dolor, especialmente sobre la encía dolorosa. Es normal que se produzca un poco de espuma durante el proceso. No se recomienda el consumo del agua oxigenada.

Agua con Sal y Pimienta.

La sal posee excelentes propiedades antisépticas, ideales para combatir procesos infecciosos leves, por su parte la pimienta aporta efectos anti inflamatorios que reducen el dolor dental. Para aprovechar los beneficios de la sal y la pimienta, toma un vaso de agua y disuelve una cucharada de sal y media de pimienta, y realiza gárgaras durante 5 minutos al menos tres veces al día para conseguir el efecto esperado. Se recomienda su aplicación en especial después de las comidas.

Clavos de Olor:

Los clavos de olor, o como también se conocen “clavitos” poseen en su estructura una sustancia totalmente natural llamada eugenol, conocida por sus excelentes propiedades analgésicas. Existen dos maneras de realizar el remedio a base de clavos de olor, puedes tomar un clavito y masticarlo para conseguir alivio, o en caso de dolor intenso puedes tomar varios clavitos (15 gramos), y colocarlos a hervir en un vaso de agua, para luego realizar gárgaras al menos dos veces al día.

Ajo

El ajo no sólo posee efectos anti inflamatorios sino que además posee propiedades antibióticas. Basta con masticar un diente de ajo para conseguir alivio, o si prefieres tritura dos dientes de ajo, añade un poco de sal y aplica sobre el área afectada para conseguir alivio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd