¿Cómo usar el aceite esencial de menta y cuáles son sus beneficios?

El aceite esencial de menta tiene tantos usos que no es de extrañar que sea cada vez más popular.

Principalmente, se usa porque alivia las náuseas y los trastornos digestivos, agudiza los sentidos antes de una reunión prolongada y enfría los músculos sobrecalentados (debido al mentol). Afortunadamente, la menta también ayuda a aliviar la congestión y los dolores de cabeza y alivia los síntomas del síndrome premenstrual.

Es importante tener en cuenta que el aceite esencial de menta es más intenso y concentrado que otros aceites esenciales. La aplicación tópica de este aceite es generalmente segura, incluso si necesita ser diluida con un aceite portador como almendra o jojoba. En algunos casos, algunas personas pueden sentir una sensación de ardor o tener una reacción alérgica, especialmente si es una piel sensible. Y lo que es más importante, el aceite esencial de menta no es adecuado para niños pequeños.

La planta de la que se obtiene el aceite contiene mentol, un compuesto orgánico con propiedades anestésicas, diseñado para proporcionar una maravillosa sensación refrescante, al tiempo que alivia las molestias. También tiene propiedades antibacterianas, antivirales, antiinflamatorias, insecticidas, antiespasmódicas y carminativas.

Beneficios

Los beneficios para la salud del aceite de menta se refieren a su capacidad para mejorar:

Indigestión: una de las hierbas más antiguas y recomendadas para facilitar la digestión es la menta. El aceite de menta es muy útil para la digestión porque tiene una propiedad carminativa, la de eliminar gases (del estómago o los intestinos, para aliviar la flatulencia, el dolor o la distensión abdominal).

Masajee con unas gotas de aceite de menta en su abdomen, aplique una gota en sus muñecas o inhale el aceite para aliviar las náuseas en general o las náuseas causadas por el mareo en particular.

En general, el té de menta es un antídoto para varios trastornos digestivos.

La inhalación de aceite de menta te ayudará a reducir el apetito porque te sentirás lleno.

Resfriado / congestión: el mentol alivia la incomodidad de muchos problemas respiratorios, como congestión nasal, sinusitis, asma, bronquitis, resfriado común y tos. A menudo se incluye en los ingredientes de los ungüentos destinados a aplicarse en el cofre solo para aliviar la congestión.

Masajee 2-3 gotas (después de aplicar aceite portador) en su pecho o póngalas en una crema hidratante para limpiar sus senos paranasales y aliviar la congestión en sus pulmones.

Si siente una nariz muy tapada o si no puede dejar de toser, intente inhalar con aceite esencial de menta. Ponga agua hervida en un recipiente de metal o vidrio y agregue unas gotas de aceites esenciales (el eucalipto y el romero son una excelente combinación con la menta). Cúbrase la cabeza con una toalla y, apoyándose sobre la olla de agua caliente, inhale el vapor.

Dolor de cabeza: el aceite de menta es ideal para llevar a la oficina o la bolsa, especialmente si es propenso a los dolores de cabeza. El uso de este aceite es bienvenido para aliviar otros síntomas que acompañan a los dolores de cabeza, como náuseas, vómitos, sensibilidad al ruido y la luz.

Estrés: Al igual que muchos otros aceites esenciales, la menta también puede reducir el estrés, la depresión y el agotamiento mental gracias a sus propiedades refrescantes. También es útil contra la ansiedad y el nerviosismo.

Para reducir el estrés con mayor eficacia, use una combinación de menta, lavanda y aceite de geranio, junto con agua tibia para que la tensión disminuya a medida que se absorben en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd