Conoce los mejores remedios naturales para aliviar las picaduras de insectos

En esta época del año, no son pocas las personas que sufren la presencia de los insectos: irritaciones en la piel, comezón, hinchazón y dolor son los principales vestigios que los mosquitos, las abejas y las hormigas suelen dejar en el organismo, además de las noches envasadas por los zumbidos alrededor de la almohada. La situación empeora cuando la gente está lejos de los centros urbanos o cuando los niños se ven afectados.

Es por ello que, en esta ocasión, presentamos los mejores remedios naturales para combatir las picaduras de insectos:

La lista contiene opciones naturales que sustituyen a cremas y pomadas específicas. Sin embargo, si la reacción alérgica es más intensa que la habitual, o si se sospecha que el dengue o la malaria, es imprescindible solicitar la ayuda de un médico.

Albahaca – se equivoca quien piensa que la hierba aromática sólo tiene importancia en la cocina, porque el aceite extraído de la albahaca alivia la alergia causada en el lugar de las picaduras de insectos. Para preparar el remedio natural, basta con aplastar las hojas hasta extraer el líquido de color oscuro que reservan. Eso es porque la sustancia aromática contiene alcanfor y timol, dos propiedades utilizadas para aliviar la cocción.

Cáscara de plátano – Utilizar la cáscara del plátano como remedio natural contra las picaduras de mosquitos es una alternativa sostenible de aprovechamiento de la fruta en su totalidad. Así, el residuo puede reemplazar con bastante eficacia las pomadas y cremas específicas, basta con frotar la parte interna de la corteza en la zona afectada por los insectos – en unos minutos, la picadura se desinflará y también disminuirá la molestia. Además, la cáscara de plátano es eficiente para detener la hemorragia y ayudar a sanar las heridas.

cascara de platano

Miel – compuesto por sustancias antibacterianas y antiinflamatorias, la miel trata las molestias causadas por las picaduras y aporta varios beneficios al cuerpo. Así pues, basta con pasar un poco del producto natural en la picadura para reducir la irritación. Además, la consistencia de la miel dificulta que la gente rasque el lugar, contribuyendo a desinflar la dermis más rápido.

Leche y agua – Aplicar leche mezclada con agua en las picadas es una forma sencilla de reducir no sólo el dolor y la cocción, sino también la hinchazón y la inflamación que se producen en el lugar afectado (si la persona no es alérgico a la lactosa). El remedio natural se prepara preferentemente con los dos ingredientes bien congelados, en cantidades iguales. Una vez que esté lista, la mezcla debe aplicarse sobre la piel con un trozo de tejido, reduciendo las molestias que traen los insectos en poco tiempo. La mezcla también puede aplicarse a las quemaduras causadas por el sol.

Hielo – una compresa de agua helada o de rocas de hielo puede aliviar no sólo la picazón causada por los mosquitos, sino también el dolor resultante de la picadura de otros insectos, como abejas y hormigas. Eso es porque las fibras nerviosas de la piel se congelan, contribuyendo a que la persona no sienta más las molestias que traen los insectos. Sin embargo, a la hora de hacer compresas, hay que estar alerta y nunca optar por el agua caliente, ya que, tras su aplicación, las altas temperaturas hacen que el organismo vuelva a producir histamina, sustancia responsable de la respuesta alérgica del cuerpo.

hielo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd