¿La moringa puede ser mala para la salud?

La moringa (Moringa oleífera), asimismo llamada la acacia blanca y el árbol de la vida, se ha usado extensamente como comestible para tratar ciertas enfermedades, al paso que no hay pruebas científicas sólidas de su acción en el organismo humano, y esto puede suponer un peligro para la salud.

Hoy en día, múltiples productos llamados y / o bien constituidos de Moringa oleífera poseen indicaciones terapéuticas no toleradas para comestibles como la cura del cáncer, el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el incremento del colesterol, entre otras muchas.

Por ello, debemos tener conscientes que existen muchas mentiras en torno a la aplicación a la salud pública por los peligros del empleo de la planta sin pruebas científicas para la sanación y el tratamiento de enfermedades, lo que puede suponer un peligro para la salud.

Si bien la moringa es comercializada en cápsulas por tiendas de productos naturales, farmacias y también internet, los estudios que prueban sus beneficios para la salud humana son aún preliminares y se han efectuado solamente en animales. Las investigaciones con moringa efectuadas en humanos son pocas y pequeñas, lo que no deja resultados concluyentes.

Por tales razones, en muchos países se ha prohibido la comercialización y el consumo de moringa en forma de harina, té, cápsula, polvo y semillas.

Propiedades estudiadas de la moringa

La moringa tiene grandes concentraciones de vitaminas, minerales, carotenoides, quercetina y vitamina C. Debido a sus propiedades nutritivas, se están haciendo estudios para probar en humanos los próximos efectos:

  1. Antioxidante
  2. Calmante
  3. Antinflamatorio
  4. Antidiabético
  5. Vasodilatador
  6. Anticolinérgico
  7. Antirreumático
  8. Cicatrizantes

Las plantas medicinales y los fitoterápicos se usan extensamente como coadyuvantes en el tratamiento de distintas enfermedades y tienen efectos afines a los fármacos. Por consiguiente, pueden generar efectos positivos, como disminución de la glucosa en sangre, reducción del colesterol y mejora del Estado anímico. No obstante, asimismo tienen efectos secundarios y pueden suponer peligros para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd