Maíz, Un remedio de México para el Mundo

El Maíz, un producto de orgullo para todo México, producido en grandes cantidades desde la época de nuestros antiguos Aztecas y los Mayas y que se ha popularizado en todo el mundo, no solo es un alimento ideal sino que además posee beneficios increíbles para nuestro organismo. El grano del maíz es generalmente de un color dorado hermoso, similar al oro, sin embargo también puede ser de color blanco, morado, rosado o negro.

El maíz se encuentra entre los tres cultivos más producidos en el mundo, ya que forma la base de la alimentación de muchas personas, en especial aquellas de latinoamerica. Es empleado en diversas recetas, en nuestra país forma las deliciosas tortillas con que se preparan los tamales y otros platos de nuestra gastronomía.

Beneficios del Maíz para la Salud

Entre los componentes del maíz destacan los antioxidantes, elementos con capacidad de anular el efecto lesivo de los radicales libres y ralentizar el envejecimiento. De igual manera tiene alto contenido de Vitamina A, B y C, Hierro, Cobre, Magnesio y Fósforo, fibra y carbohidratos. De igual manera contiene proteínas, aunque se recomienda consumir junto a otras fuentes de aminoácidos como la carne o leguminosas como los frijoles.

Protege El Sistema Cardiovascular

El alto contenido de Vitamina B1 disminuye de manera efectiva la concentración de Homocisteina en sangre, un elemento que predispone la aparición de enfermedades como el síndrome coronario agudo, o la enfermedad cerebro vascular. Así mismo, como hemos mencionado contiene gran cantidad de antioxidantes que disminuyen la acumulación de grasa en las paredes vasculares, además favorece el metabolismo del colesterol, es decir disminuye su contenido en sangre a la vez que aumenta los niveles del llamado colesterol bueno, se puede concluir entonces que el consumo regular de maíz regula los elementos grasos en la sangre.

Es Ideal durante el Embarazo

La gran cantidad de vitaminas y oligoelementos hacen del maíz un alimento excelente para el embarazo. En este sentido el contenido elevado de vitamina B1 permite la correcta formación del sistema nervioso del embrión, con la consecuente mielinización adecuada y el cierre del tubo neural. En otro sentido la fibra contenida en el maíz permite regular el tránsito intestinal, que suele estar enlentecido durante el embarazo.

Previene la Aparición del Alzheimer

La vitamina B, los antioxidantes, y el alto contenido de carbohidratos hacen del maíz un producto eficaz para mejorar la salud mental y el rendimiento cognitivo, además previene la aparición de enfermedades degenerativas cerebrales como el alzheimer. En este sentido debe destacarse que muchos alimentos a base de maíz como el cereal, o la harina son fortificados con ácido fólico otro elemento esencial para la salud mental, por lo que estos alimentos a base de maíz son aún más efectivos.

Tiene Propiedades Diuréticas

Desde épocas antiguas el maíz es utilizado para aumentar la formación de orina, de hecho la medicina tradicional China ha potenciado este beneficio por siglos. Se conoce que los componentes del maíz aumentan la velocidad y eficacia con que funcionan las nefronas, las unidades encargadas de la formación de la orina en los riñones. Basta con Dejar remojando suficiente cantidad de maíz en un litro de agua y luego beber todo este líquido al día siguiente para aprovechar sus beneficios.

Mejora la Vista

La vitamina A contenida en el maíz hace de este producto un remedio ideal para mejorar la salud visual y prevenir la degeneración de la agudeza asociada a la edad. Los conos y bastones, las células encargadas de la visión ubicadas en la retina, necesitan de la vitamina A para transformar los estímulos visuales en impulsos eléctricos adecuados para ser interpretados por el cerebro. Por tanto el consumo regular de maíz prolonga la vida útil de tus ojos.

Regula el Tránsito Intestinal

Cada persona posee un hábito evacuatorio propio para su organismo, puede ser normal que una persona evacue cada dos días, o que lo haga dos vecen al día. El problema radica cuando evacuamos con dificultad con respecto a nuestro hábito normal, cuando debemos realizar fuerza para poder defecar o cuando las heces resultan muy duras. El maíz gracias a su alto contenido en fibra regula el tránsito intestinal, pues aumenta el contenido de agua en las heces favoreciendo su desplazamiento por los intestinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd