Remedios Caseros para Aliviar el Dolor Cervical

El dolor cervical o como es llamado en el ámbito médico la cervicalgia, es la dolencia que afecta la parte posterior del cuello, y que dificulta la movilidad de la cabeza y de los miembros superiores. Este trastorno afecta la calidad de vida y el desempeño laboral de muchas personas, siendo más frecuente entre los 20 y los 50 años.

¿Qué estructuras Anatómicas se encuentran en este lugar?

La región cervical está compuesta por las primeras vértebras de la columna, protegidas por una serie de ligamentos y músculos que le proporcionan la movilidad a esta área, de igual manera se encuentran algunas venas, arterias y nervios, cubiertos por la piel. Los grandes vasos del cuello, tienen su trayecto por la cara anterior, por lo que no están involucrados en esta región.

¿Por qué se produce Dolor en la región cervical?

Existen diversas alteraciones que pueden causar esta dolencia, entre las principales destacan la contracción muscular asociada al estrés y tensión emocional, de igual manera las contusiones y algunas enfermedades articulares como la artrosis pueden provocar las cervicalgias. Debe mencionarse igualmente algunas patologías menos frecuentes como la artritis reumatoide, la neuropatía del Nervio Espinal y otras.

Remedios Caseros para el Dolor Cervical

Siendo una afección tan frecuente existen diversos tratamientos naturales provenientes del conocimiento popular y científico destinados a aliviar esta dolencia, a continuación veremos las mejores alternativas de toda la Web.

Manzanilla

La manzanilla es una planta desinflamatoria por excelencia, además posee elementos que bloquean la vía nerviosa por la que se genera el dolor. Sus flores concentran la mayor parte de los compuestos con propiedades analgésicas y desinflamatorias, puedes conseguir esta planta en cualquier herbolaria e incluso en el mercado. Para utilizar la manzanilla como remedio casero toma un manojo de flores secas, e hiérvelas en tan solo un poco de agua por 5 minutos, luego cuando este tibia aplícalos directamente sobre la región afectada utilizando un pañuelo, procura aplicar también las flores contenidas en el líquido.

Árnica

El árnica contiene elementos capaces de inhibir el ciclo de la oxigenasa, una de las enzimas responsables de mediar la inflamación y el dolor. Sus bondades han sido comprobadas científicamente, por lo que su uso es recomendado incluso por especialistas y naturistas en todo el mundo. Puedes aplicar pomada de árnica adquirida en cualquier farmacia o herbolaria directamente sobre el área de dolor masajeando gentilmente, o tomar un manojo de flores de esta planta y triturarlas cuidadosamente en un mortero para luego aplicarlas  sobre la región cervical mientras masajeas suavemente.

Clavitos de Olor

Otro remedio bastante efectivo para aliviar el dolor en la cervical son los clavitos de olor, esta especia se encuentra en las cocinas de muchos mexicanos y es que le otorgan una sabor peculiar y exquisito a muchos postres. Sus potentes propiedades des inflamatorias no solo eliminan las dolencias de la parte posterior del cuello, también se recomienda su uso para aliviar el dolor de muelas. Toman algunos clavito, tritúralos y luego deja que hiervan en agua durante 5 minutos, posteriormente con la ayuda de un pañuelo aplícalos directamente sobre la cervical al menos por 10 minutos para conseguir alivio.

Arcilla

La arcilla contiene minerales y elementos potentes que producen relajamiento de las fibras musculares, a la vez que alivian el dolor. Este remedio es ideal para las cervicalgias producidas a causa de estrés emocional. Consigue un poco de arcilla, puede ser arcilla artesanal o la tradicional, ambas poseen efectos similares, agrega un poco de agua hasta conseguir una mezcla homogénea, luego aplícala sobre la región cervical masajeando suavemente durante 10 minutos, el alivio obtenido es inmediato. La arcilla adicionalmente hidrata tu piel y la protege contra posibles infecciones.

Perejil

EL último de nuestros remedios es uno de los más efectivos, pues el perejil esconde una serie de propiedades depurativas, anti inflamatorias y analgésicas que lo transforman en un remedio ideal para los dolores articulares y musculares. Toma un manojo de perejil y déjalos remojando toda la noche en un poco de agua, al día siguiente tritúralos muy bien en un mortero, para luego aplicarlos directamente sobre el área afectada. Puedes calentar el agua en que sumergiste el perejil, agregar algunas cucharadas de azúcar y consumirlo como un té para potenciar el efecto desinflamatorio de esta planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd