Remedios Caseros para Bajar el Ácido Úrico

El ácido úrico es un producto de desecho del metabolismo proteico, que se encuentra en sangre normalmente entre 2,4 mg/dl y 6 mg/dl en mujeres y 3,4 mg/dl y 7 mg/dl en hombres, aunque sus valores pueden variar de acuerdo a la técnica empleada por cada laboratorio. El exceso de ácido úrico provoca la formación y acumulación de cristales del mismo en el organismo

¿Por qué se produce la Elevación del Ácido Úrico?

Frecuentemente la elevación del ácido úrico se produce como consecuencia del deterioro e incapacidad del riñón para excretar el exceso de este compuesto. Sin embargo también se puede producir por el aumento exagerado del número de muertes celulares como sucede en el caso de la quimioterapia, (en donde se eliminan células cancerosas y epiteliales rápidamente), por efecto directo de algunos medicamentos o como consecuencia secundaria de otras enfermedades como la nefropatía diabética,  nefropatía hipertensiva, entre otros. De igual manera una dieta inadecuada aumenta la expresión de esta enfermedad.

¿Qué síntomas produce la Elevación del Ácido Úrico?

La elevación del ácido úrico produce la formación de cristales que pueden agregarse en el tejido renal formando los conocidos cálculos renales; que es un proceso siempre patológico que pasa inadvertido hasta el momento de su movilización o desprendimiento, cuando se produce el llamado cólico nefrítico, uno de los dolores más fuertes concoidos. Los cristales de ácido úrico también se pueden agregar en las articulaciones produciendo deformidad articular, la enfermedad conocida como “Gota”, a la que se asocia dolor, inflamación y limitación funcional.

Remedios Caseros para Bajar el Ácido Úrico

Aparte de los excelentes remedios caseros que aquí te recomendaremos recuerda mantener una dieta adecuada, baja en carnes, vegetales verdes, levadura, cerveza y sus derivados, mantequilla, grasas y otros similares.

Diente de León

El Diente de León posee altas cantidades de sales de potasio, lo que convierte a esta planta en un diurético potente, que favorece la eliminación del ácido úrico en la orina. Para preparar este remedio sencillo pero eficaz necesitas hojas secas, o la planta completa. Puedes realizar una infusión de manera tradicional agregando una cucharada de hojas de diente de león por taza de agua (tomar tres tazas al día), o puedes hervir 100 gramos de la planta entera seca en un litro de agua por 10 minutos,  deja que repose y  toma  tres tazas de este remedio al día.

La Cola de Caballo

Una de las formas de combatir el aumento de ácido úrico en sangre es aumento la producción de orina, para favorecer la depuración de esta toxina. En este sentido la cola de caballo es un diurético conocido desde épocas antiguas por sus excelentes resultados, además es antioxidante, lo que retrasa el envejecimiento y la formación de placas de grasa en las arterias. Para preparar este remedio hierve una taza de agua junto a una cucharada de cola de caballo por 5 minutos, deja que esté tibia, cuélala y consume tres veces al día por al menos 20 días, la primera dosis siempre debe ser en ayunas.

Miel y Limón

El Ph ácido favorece la eliminación del ácido úrico a través de la orina, por tanto  se emplea el limón, una planta ácida, para acidificar el medio interno y así lograr una depuración exitosa del organismo, asociado a la miel, otro producto ideal para disminuir la inflamación articular y la desintegración de los cálculos renales. Para disfrutar de estos beneficios hierve medio litro de agua más el jugo y la concha de un limón durante 20 minutos, deja que esté a temperatura ambiente,  cuela el líquido y luego agrega 6 cucharadas de miel para luego beber este remedio tres veces al día por al menos 3 semanas.

Hojas de Ortiga

La ortiga no sólo ayuda a la eliminación del ácido úrico, sino que además depura el organismo de otras toxinas, lo que convierte a este remedio en una medida integral de limpieza sanguínea. Así mismo previene y elimina la formación de cálculos renales. Para preparar este remedio coloca una taza de agua a fuego medio y deja que hierva durante 5 minutos, retírala del calor y agrega una cucharada de hojas de ortiga, deja que repose tapada por 10 minutos. Te recomendamos que consumas dos tazas al día por 10 días, descanses 5 días, y repitas nuevamente el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd