Remedios Caseros para Bajar la Fiebre

La Fiebre es la manifestación de que algo anda mal en nuestro cuerpo, no se trata de una enfermedad, sino más bien es una de las expresiones de la misma. Hablamos de fiebre cuando la temperatura corporal asciende sobre los 38,5° C vía oral.

¿Qué puede producir la Fiebre?

La fiebre generalmente es producida como consecuencia de procesos infecciosos, como amigdalitis, conjuntivitis, bronquitis, dengue, neumonía, infecciones del tracto urinario y otras. De igual manera cuando se presenta de manera prolongada durante más de una semana puede ser originada por otros procesos inflamatorios como Tuberculosis. Artritis, e incluso algunas neoplasias. Sin embargo siempre debe sospecharse la causa en base a otros síntomas asociados, así la amigdalitis estará acompañada de dolor en la garganta, la neumonía de tos con esputo, entre otros.

¿Cuándo acudir al médico?

En caso de que se asocia a dolor intenso, que supere los 39.5°C o más, que se prolongue por más de 4 días o que se acompañe de malestar incapacitante te recomendamos que acudas de manera inmediata por ayuda profesional. La mayoría de las fiebres de origen infeccioso son producidos por agentes virales, por lo que su duración es auto limitada es decir se resuelven por si sola al cabo de un tiempo (estimado e unos 5 días).

Remedios Caseros para la Fiebre

Veamos a continuación algunos remedios para eliminar la fiebre de manera rápida y confiable.

Baños con Agua Fría

El agua fría es una de los métodos naturales más eficaces para disminuir la fiebre, puedes aplicar paños impregnados en agua fría sobre la frente para evitar que la temperatura ascienda, o si alcanza los 40° C puedes bañar a los niños desnudos directamente bajo el agua a temperatura ambiente, para prevenir el daño neuronal. Cabe destacar que el baño sólo es recomendable en casos de emergencia.

Bebe abundante Agua

Cuando se produce la fiebre el cuerpo tiende a la deshidratación, de hecho se  puede observar labios resecos ojos hundidos entre otros, es por esto que se recomienda tomar abundante agua durante la enfermedad. Si no toleras el agua pura, toma un poco de avena y agrégala al agua para darle algo de sabor. También puedes consumir jugos o frutas ricas en líquido como la patilla o el melón. Consume todo el líquido que puedas y notarás pronta mejoría.

Té de Lechuga

La lechuga es un vegetal rico en magnesio, calcio, potasio y sodio que son elementos que se pierden rápidamente durante las alzas febriles, por lo que su consumo repone en gran medida sus pérdidas, de igual manera este té también aporta líquidos, que como mencionamos son necesarios para la recuperación. Toma un litro de agua y colócalo a hervir junto a 5 hojas grandes de lechuga por 5 minutos, luego tapa el recipiente y deja que alcance la temperatura ambiente. Toma todo el té que puedas en un día, agrega un poco de azúcar o miel para mejorar el sabor.

Pasas y Limón

Las pasas son bastantes útiles para tratar la fiebre, pues contienen grandes cantidades de fito nutrientes, elementos con propiedades antipiréticas y anti microbianas, es decir que descienden la temperatura a la vez que contrarrestan posibles infecciones, el limón posee efecto refrescante, por lo que sentirás mejoría. Para aprovechar este remedio, toma 25 pasas y colocalas en remojar en un poco de agua hasta que estén blandas e hinchadas, luego tritúralas en un mortero junto al jugo de medio limón. Toma esto dos veces al día hasta que haya acabado la fiebre.

Jengibre

Esta milenaria planta produce que el cuerpo un efecto disipador de la temperatura, por tanto se reduce la fiebre, además potencia la acción del sistema inmunológico lo que favorece la eliminación  de posibles infecciones. Para aprovechar estos beneficios puedes tomar un poco de raíz de jengibre y realizar una infusión, añadiendo además un poco de azúcar o miel y beber toda la cantidad posible durante la enfermedad, o puedes tomar la infusión de jengibre, previamente enfriarla en la nevera y luego aplicarla mediante paños impregnados directamente sobre la frente o la parte posterior del cuello.

Plantillas de Café

El café posee un efecto depurativo y antipirético, para aprovechar estos beneficios toma un trozo de papel y córtalo a medida del pie, seguidamente imprégnalo con café en polvo y aplicalo directamente sobre las plantas de los mismos.  Puedes usar una media para fijarlo durante toda la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd