Remedios Caseros para Curar Orzuelos

Los orzuelos son el nombre coloquial que se le brinda a la inflamación de las glándulas de Meibomio, órganos ubicados en los párpados encargados de lubricar y proteger el globo ocular. Se encuentran cercanos a los bordes y drenan hacia la cara interna de los párpados. Producen una sustancia oleosa gruesa que en casos de inflamación obstruyen el orificio de salida, lo que conlleva a la acumulación de líquido en su interior.

¿Por que se producen los Orzuelos?

No existe una causa clara para la producción de los orzuelos, llamados chalazión en la terminología médica. Se dice que pueden estar relacionados a una mala hidratación, a la presencia de cuerpos extraños en el ojo, al rascado de los mismos con las manos sucias, y otros elementos de mala higiene.

¿Qué Síntomas produce el Orzuelo?

EL chalazión se caracteriza por el enrojecimiento del ojo, y el aumento de volumen localizado en áreas del párpado. Aunado produce dificultad para pestañear, dolor, lagrimeo y en casos avanzados inflamación del globo ocular y de los tejidos adyacentes. Es poco frecuente encontrar síntomas sistémicos como la fiebre y disminución del apetito.

¿Debo acudir al médico?

Generalmente no es necesario acudir al médico para solventar el chalazión, basta con algunos de los siguientes y eficaces remedios caseros para conseguir alivio. Sin embargo, en caso de persistir la sintomatología es recomendable acudir al oftalmólogo, pues puede que exista algún problema anatómico de base produciendo la alteración.

Remedios Caseros para Curar los Orzuelos

Paños con Agua Tibia

La obstrucción de las glándulas de Meibomio a causa de contenido oleoso puede resolverse aplicando calor, ya que esto suaviza las secreciones permitiendo su flujo a través de los conductos naturales. En este sentido te sugerimos que hiervas un poco de agua, luego cando este caliente (pero que no queme), lo apliques con la ayuda de una torunda o un pañuelo directamente sobre el área afectada, siempre con los ojos cerrados. Repite este proceso 3 o 4 veces al día para conseguir resultados.

Compresas con Té

El agua caliente actúa de manera similar a la que se explicó en el párrafo anterior, pero agregando el té se aprovechan las propiedades anti inflamatorias y microbicidas de esta planta. El té ha sido utilizado desde épocas antiguas con este fin, no solo para las infecciones oculares sino para aquellas localizadas en la piel y áreas externas. Prepara té de manera regular, cuélalo (en caso de que hayan quedado residuos en el fondo del recipiente), y luego aplícalo directamente sobre el área afectada utilizando una compresa o pañuelo.

Hojas de Acacia

Las hojas de la acacia poseen una serie de sustancias que detienen el crecimiento bacteriano, a la vez que lesionan las membranas celulares de los micro organismos lo que favorece su eliminación. En este sentido se recomienda su uso para disminuir la inflamación producida por los orzuelos, la cual es más efectiva cuando hay infección concomitante. Prepara una infusión regular de hojas de acacia que puedes adquirir en cualquier herbolaria, luego con la ayuda de un colador fino retira todas las impurezas, y aplícalas cando esté tibia o caliente con un pañuelo directamente sobre el área afectada.

Aloe Vera

El aloe vera o sábila como es llamado en muchos países es una planta que reúne grandes beneficios no solo antimicrobianos, sino además rehidrata, protege y desinflama. Es muy común conseguir esta planta en los hogares de todos los mexicanos, pues es bastante empleada para distintas enfermedades. Para aliviar el chalazión toma una penca de aloe vera, extrae el cristal y deja que drene todo el líquido posible por sí solo durante 10 minutos, posteriormente humedece un trozo de gasa con este cristal y aplícalo directamente sobre el área afectada. Repite el proceso dos o tres veces al día.

Té de Manzanilla

La manzanilla es una de las plantas con mejor efecto anti microbiano y anti inflamatorio a nivel de los globos oculares, aplicando este remedio para el orzuelo no solo eliminas la inflamación sino que además depuras el ojo previniendo posibles infecciones. Prepara un té de manera regular y luego retira las impurezas con la ayuda de un colador fino, para finalmente aplicarlo tibia o caliente directamente sobre el área afectada utilizando un pañuelo. Repite este remedio 3 veces al día hasta conseguir mejoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd