Remedios Caseros para Depurar el Hígado

El Hígado es uno de los órganos más grandes del organismo y cumple la función de depurar el torrente sanguíneo, en especial aquella sangre que ha absorbido nutrientes desde los intestinos, así mismo almacena algunas sustancias tóxicas cuando es incapaz de eliminarlas. De igual manera también participa en la formación de factores de la coagulación y proteínas de alto peso molecular como la albúmina, en el almacenamiento y utilización de glucógeno, en la síntesis y excreción de bilirrubina y muchas otras funciones. Pero ¿qué pasa cuando el hígado acumula grandes cantidades toxinas? A continuación veremos como puede manifestarse esta afección y los mejores remedios para reconstituir su función.

¿Cómo puedo saber si el hígado tiene problemas?

Entre las manifestaciones clínicas de la acumulación de toxinas por parte del hígado se encuentran las afecciones de la piel, resequedad, agrietamiento de los dedos, problemas en la digestión de alimentos grasos, mareos, desvanecimientos, edema y retención de líquido, dificultad para concentrase, entre otros.

¿Cuando Debo Depurar el Hígado?

Muchos especialistas recomiendan depurar el hígado de manera preventiva para promover su bienestar al menos una vez al año, y aquí en Remedioscaseros.com.mx te traemos los métodos naturales más eficaces, con muy baja incidencia de efectos adversos y por supuesto amigables con tu bolsillo.

Remedios Caseros para Depurar el Hígado

Jugo de Remolacha y Limón

La Remolacha es una forma natural ampliamente conocida de eliminar las impurezas del hígado, y es que contiene una gran cantidad de betalinas (sustancias que le otorga su color morado característico) con excelentes propiedades antioxidantes, y que además ayuda a eliminar metales pesados y previene la aparición de cáncer de hígado. Por otra parte el limón tiene propiedades curativas, y regeneradoras que promueven el buen funcionamiento hepático. Para preparar esta bebida necesitas una remolacha grande y dos limones; lava, pela y agrega una remolacha cruda en la licuadora junto al jugo de dos limones, luego añade un poco de agua y miel, mezcla hasta obtener un líquido homogéneo. Bebe un vaso diario por 4 días, descansa tres días y repite nuevamente por 4 días.

Jugo de Melón y Menta

El Melón es una fruta con gran cantidad de vitaminas y nutrientes, además la menta es una planta aromática con sustancias amargas ampliamente utilizadas en la medicina naturista para ayudar a la digestión, depuración del hígado y des inflamación de la vesícula. Para preparar este remedio necesitas un cuarto de melón grande, un puñado de hojas de menta y un toque de miel para mejorar el sabor; mezcla en la licuadora los ingredientes (puedes agregar un poco de agua si lo deseas), y bebe un vaso de esta preparación en ayunas por 4 días. Te recomendamos realizar este remedio cada 3 meses para mejorar tu salud y mente.

Jugo de Toronja, Ajo y Jengibre

La toronja es la fruta tropical más empleada para depurar el hígado, a la vez que desinflama y revitaliza el tejido. De igual manera el ajo y el jengibre contienen gran cantidad de sustancias antioxidantes, minerales y anti microbianas que además ayudan a prevenir infecciones. Para preparar esta bebida necesitas el jugo de dos toronjas, 2 dientes de ajo y una rodaja de jengibre crudo, mezcla muy bien los ingredientes en la licuadora hasta obtener un líquido lo más homogéneo posible, añade un poco de miel si deseas para mejorar el sabor. Te invitamos a que tomes un vaso de este jugo en ayunas por 3 días seguidos, y repitas por dos semanas más para conseguir resultados duraderos.

Jugo de Manzana y Naranja.

La manzana es una fruta muy conocida por su exquisito sabor, pero además es utilizado a nivel medicinal para depurar el hígado pues contiene antioxidantes, ácido málico (que previene la formación de cálculos en la vesícula biliar) y pectina (que ayuda a eliminar los metales pesados acumulados en el hígado), transformándola en el remedio ideal. Por otra parte la naranja con su contenido de vitaminas, minerales y oligoelementos también favorece la regeneración hepática. Para preparar esta bebida, lava y pela muy bien dos manzanas rojas, luego licúalas junto al jugo de dos naranjas grandes, un poco de agua y miel al gusto hasta obtener un líquido sin grumos. Toma este remedio de manera consecutiva durante 7 días y sentirás mejoría evidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd