Remedios Caseros para Detener la Caída del Cabello

Un cabello sano refleja un cuerpo hidratado y en buenas condiciones, la caída del cabello es un problema que puede afectar tanto a hombres como mujeres a nivel mundial y que además puede afectar nuestra seguridad personal.

¿Qué produce la Caída del Cabello?

En mujeres la principal causa de caída del cabello es una hidratación inadecuada, más una mala alimentación baja en vitamina E, vitaminas, colágeno y oligoelementos asociado a procedimientos estéticos agresivos con tintes y otros productos químicos. En el hombre la caída del cabello puede responder a las mismas causas, pero además forma parte de un proceso natural, la denominada alopecia masculina que afecta a muchos en especial luego de la tercera década de la vida. De igual manera existen enfermedades como las tiñas del cuero cabelludo y hongos que producen la calvicie, el estrés también produce esta alteración al igual que el consumo de fármacos anti neoplásicos, la denominada quimioterapia.

¿Debo preocuparme por la caída del Cabello?

La caída del cabello asociada a adelgazamiento y desánimo debe hacerte pensar en enfermedad, sin embargo en la mayoría de los casos sólo responde a malos hábitos alimenticios y terapias cosméticas agresivas, en estos casos basta con un buen remedio casero para corregir este problema. El síndrome de calvicie masculina es un proceso natural, que podemos frenar o ralentizar con algunas terapias naturales, pero que tampoco deben preocuparte más allá de la estética. En caso de cualquier duda, o de presentarse otro síntoma te recomendamos que acudas por ayuda profesional.

Remedios Caseros para la Caída del Cabello

Remolacha

Además de los grandes beneficios que aporta al organismo en general, la remolacha es excelente para la salud del cuero cabelludo, pues contiene grandes cantidades de vitamina B y C, hierro, potasio, fósforo, proteínas e hidratos de carbono. Puedes incluir directamente el consumo de remolacha en los jugos de tu dieta diaria o también puedes hervir algunas hojas de la planta y de remolacha hasta que este blando, luego triturar muy bien ambos ingredientes en un mortero hasta que consigues una pasta homogénea, agrega un poco de jugo de limón para quitar un poco de consistencia.  Aplica la mezcla sobre el cuero cabelludo y masajea por 20 minutos, después retira gentilmente. Este tratamiento también puede oscurecer tu cabello, de hecho se puede usar para retrasar la aparición de las canas.

Aloe Vera o Sábila

EL Aloe Vera brinda grandes beneficios a la piel y sus anexos, hidrata el cuero cabelludo, a la vez que elimina la caspa y favorece el crecimiento capilar, gracias a su alto contenido en vitamina E y oligoelementos. Para disfrutar de las propiedades de la sábila toma una penca recién cortada, y deja que desangre durante 4 horas (que fluya el exceso de líquido), luego retira la piel de la planta para utilizar exclusivamente el cristal, aplícalo directamente sobre el cuero cabelludo masajeando gentilmente durante 10 minutos, deja que se forme una película sobre tu cabeza y retírala una hora después o a la mañana siguiente.

Alholva

EL alholva es una planta que actualmente se ha popularizado en la terapia de la caída del cabello, pues posee entre sus componentes sustancias similares a los estrógenos que se piensa estimulan el crecimiento capilar. Si eres hombre, tranquilo puedes usar el Alholva sin temor a reacciones adversas, el efecto es totalmente local. Pon a remojar semillas de Alholva durante toda la noche y al día siguiente tritúralas en un mortero, para luego aplicarlas masajeando sobre el cuero cabelludo, deja que actúe por 40 minutos (puedes cubrir con un gorro) y luego retírala con tu champú regular.

Cebolla y Aguacate

La cebolla contiene compuestos azufrados que favorecen la irrigación sanguínea de los folículos pilosos, lo que estimula su crecimiento, a la vez que contiene compuestos anti microbianos que eliminan aquellas microorganismo que pueden comprometer el crecimiento capilar; por su parte el aguacate posee ácidos grasos esenciales que también favorecen la circulación y el crecimiento del cabelludo, a la vez que hidratan profundamente. Para preparar este remedio toma media cebolla (morada preferiblemente) y tritúrala en un mortero junto a la mitad de un aguacate (puedes usar uno muy maduro), aplícalo directamente sobre el cuero cabelludo masajeando por 15 minutos, deja que actúe por 15 minutos más y luego retíralo con agua y  champú regular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd