Remedios Caseros Para la Celulitis

La Celulitis o piel de naranja es un término coloquial para referirse a la lipodistrofia ginecoide o paniculoadiposis, una afección más común en las mujeres, que se caracteriza por la presencia de tejido adiposo subcutáneo inflamado, que le proporciona mal aspecto a la piel suprayacente.  Este problema cosmético representa una molestia para la salud y  la autoestima de algunas mujeres, en especial aquellas con sobrepeso.

¿Debo preocuparme por la Celulitis?

La celulitis es la expresión de problemas circulatorios, si bien no suelen ser problemas severos, es conveniente estar alerta ante su presencia especialmente cuando se acompañan de várices y adormecimiento de la piel. También puede estar relacionada a cambios hormonales, como los que se suceden durante la menopausia. Es poco común en los hombres, sin embargo su presencia no debe alarmarte.

Remedios Caseros Para la Celulitis

La Celulitis resulta molesta, y una mala terapéutica destinada simplemente a rebajar de peso sólo incrementa el problema. Existen diversos tratamientos para combatir la celulitis, sin embargo el mejor tratamiento es un estilo de vida saludable, más la ayuda de un par de consejos y remedios caseros que te ayudarán a observar resultados favorables mucho más rápido.

Limón y Aceita de Oliva:

El Limón posee excelentes propiedades astringentes y antiinflamatorias, aunado a las propiedades hidratantes y protectoras del aceite de oliva, lo que convierte a este remedio es una excelente alternativa. Corta un limón en ocho porciones, asegúrate de haberlo limpiado muy bien antes, luego introdúcelo en un recipiente con aceite de oliva hasta que las porciones queden sumergidas totalmente. Deja macerar el limón con aceite de oliva en un lugar oscuro durante 10 días; después aplica este aceite en las áreas afectadas cada noche y verás cómo tu piel se torna más hidratada y joven. Es importante que no utilices esta sustancia durante el día, pues el ácido cítrico del limón en presencia de la luz solar puede manchar e irritar tu piel.

Azúcar y Café.

Un tópico que puedes preparar con ingredientes muy fácil de adquirir. El azúcar y el café poseen efectos que contrarrestan el depósito de grasas en la piel, a la vez que hidratan dando un aspecto más juvenil a tu dermis. Para preparar este exfoliante mezcla media taza de café molido con un cuarto de taza de azúcar morena, añade sólo un poco de aceite de oliva, y luego masajea suavemente sobre las áreas con celulitis. Deja actuar el exfoliante al menos durante 15 minutos, y luego retíralo con abundante agua y jabón. Al cabo de un par de semanas notaras el cambio que dará tu piel.

Exfoliante de Aguacate.

El aguacate posee sustancias que combaten el envejecimiento y la acumulación de tejido graso, en especial su semilla. Toma la semilla completa de un aguacate, preferentemente fresco, y rállala o córtala en trozos muy pequeños, posteriormente colócalas dentro de un mortero y añade poco a poco aceite vegetal, te recomendamos el aceite de almendra, pero cualquiera puede servirte. Mezcla bien la preparación hasta obtener una pasta, luego resguárdala en un frasco en un sitio oscuro durante 5 días. Aplica el exfoliante en las áreas con celulitis cada noche durante al menos 10 días para conseguir resultados.

Té de Piña y Té Verde

El tratamiento de la Celulitis debe incluir remedios tópicos y sistémicos, para lograr un efecto conjunto. La piña y el té verde son diuréticos naturales excelentes, es decir promueven la eliminación del exceso de líquido, a la vez que poseen efecto antioxidante. No sólo removerán el exceso de grasa de tu piel, también depurarán el hígado y los vasos sanguíneos. Preparar la infusión de piña y té verde es muy sencillo, toma algunos cortes de piña (50 gramos aproximadamente) y hojas de té verde, colócalos a hervir durante 5 minutos a fuego lento. Bébelo con un poco de azúcar para mejorar el sabor. También puedes guardar la bebida en la nevera y tomarla una vez se haya enfriado.

Como se ha mencionado, para lograr obtener resultados duraderos debes cambiar tu estilo de vida. Practica ejercicio al menos dos o tres veces en la semana, toma de 6 a 8 vasos de agua a diario, incrementa el consumo de omega 3 (presente en los pescados y productos del mar), evita el estrés y las bebidas con alto contenido de azúcar como las gaseosas y las bebidas energizantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd