Remedios Caseros para la Parasitosis Intestinal

La parasitosis intestinal es un trastorno común en los países en vías de desarrollo, y afecta principalmente a la población infantil. Se trata de la presencia de micro organismos tipo parásitos en la luz intestinal. Entre los parásitos más comunes encontramos el áscaris lumbricoides, las tenias, los oxiuros y otros. Su diagnóstico preciso se logra mediante el examen de heces tradicional o el coprocultivo.

¿Qué Síntomas pueden producir los parásitos intestinales?

Uno de los principales síntomas que producen los parásitos intestinales son la pérdida de peso y la anemia crónica, pues estos micro organismos se alimentan en muchas oportunidades de la sangre del hospedador y de los nutrientes que llegan al intestino en los alimentos. También se puede producir alteraciones en los hábitos evacuatorios, bien sea estreñimiento o diarrea. La tos seca de predominio nocturno es una reacción que también se puede asociar a este proceso infeccioso. De igual manera el prurito o la sensación de picor anal también es sugestivo de parasitosis intestinal.

¿Qué puede producir la parasitosis intestinal?

Esta enfermedad suele producirse por malos hábitos alimenticios, en este sentido destaca el consumo de alimentos sin lavar, en mal estado o infectados. También se pueden producir por el consumo de agua no filtrada o por prácticas sexuales inseguras.

Remedios Caseros para La Parasitosis Intestinal

Se recomienda desparasitar a todos los niños una vez al año, para evitar el retraso en el crecimiento y la anemia, pues muchas veces la parasitosis suele pasar desapercibida. Para lograr una desparasitación sencilla, adecuada y económica te traemos los mejores remedios caseros de la Web.

Ruda y Semillas de Papaya

La ruda y las semillas de Papaya son excelentes anti helmínticos, que actúan produciendo una parálisis de los parásitos que habitan el tracto gastrointestinal. Para preparar este remedio toma media cucharada de semillas de papaya seca, una cucharada de hojas de ruda seca y colócalas a hervir en 300 cc de agua durante 10 minutos, posteriormente una vez que esté tibio, procede a colarlo para finalmente tomar este té durante el transcurso del día.

Clavo Seco y Linaza

La mezcla del clavo aromático y de la linaza no sólo elimina los parásitos del tracto gastrointestinal, sino que además reconstituyen el tránsito intestinal y alivian el dolor. Para elaborar este remedio toma una cucharada y media de clavo aromático seco y mezcla con tres cuartos de semillas de linaza molida; luego toma dos cucharadas de esta mezcla y prepara una infusión en una taza de agua caliente. Toma esta Infusión en ayunas por tres días seguidos, descansa tres días, y luego repite por tres días más.

Semillas de Anís

El Anís es un remedio natural contra esta enfermedad pues se sabe que produce alteraciones en la locomoción de los parásitos, lo que conlleva a su fácil eliminación en las heces. Para aprovechar los beneficios del anís, toma una cucharada de sus semillas secas y colócalas a hervir durante 5 minutos en una taza de agua, deja que se entibie y toma esta preparación cada noche por 5 días. Además del control de los parásitos, también regula los gases y meteorismo intestinal.

Aceite de Oliva y Ajo

Como hemos visto en otras publicaciones el ajo es un anti microbiano ideal, que también elimina los helmintos de manera natural, el aceite de oliva facilita su acción a nivel de la luz intestinal. Si deseas puedes consumir un diente de ajo directamente en las noches, pero si no toleras su sabor fuerte puedes tomar 10 dientes de ajo pelados y machacarlos, para luego agregarlos a 700 cc de aceite de oliva. Guarda esta mezcla en un recipiente y toma una cucharada cada noche, además de aderezar tus ensaladas y recetas de manera tradicional con este aceite.

Rábano Picante

La Armoracia Rusticana, nombre científico del rábano picante elimina de manera rápida y sencilla los parásitos intestinales, pues su sabor fuerte y elementos anti microbianos son intolerables para los lombrices que habitan los intestinos. Necesitas un litro de agua, cuatro cucharadas de hojas secas de rábano picante para preparar este remedio. Hierve un litro de agua junto con las hojas de rábano picante, deja que se entibie , cuela la mezcla y toma al menos 2 o 3 tazas diarias por 5 días para conseguir mejorpia clínica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd