Remedios Caseros para la Pediculosis

Los piojos son parásitos que habitan el cuero cabelludo, los adultos alcanzan el tamaño de las semillas del sésamo. La liendres, que son sus huevos, son mucho más pequeñas y son en promedio del tamaño de una escama de caspa, en incluso resultan similares. Estos insectos se alimentan de sangre de los humanos. Existen tres tipos en total, los piojos del cuero cabelludo, los de la ropa y las ladillas.

¿Qué Síntomas Produce la infección por Piojos?

La pediculosis, nombre médico adecuado para esta afección, se caracteriza por prurito o sensación de picazón en el cuero cabelludo y sensación de cosquilleo, que provocan rascado intenso por parte del afectado, el cual de ser muy intenso puede generar excoriaciones que sirven de puerta de entrada para otras infecciones bacterianas. Cuando la infección es grave produce dificultad para conciliar el sueño.

¿Cómo se Contagian?

Los piojos se contagian a través del contacto entre una persona infectada y otra, bien sea de manera directa o a través de fómites, es decir por compartir peines, sombreros, pinzas u otros utensilios personales. Cabe destacar que la higiene personal es un factor protector importante para prevenir esta infección. No se puede contagiar la pediculosis de animales.

¿Cómo saber si tengo Piojos?

Estos insectos pueden ser muy pequeños, pero en vista de síntomas sugestivos de pediculosis te recomendamos que con la ayuda de un peine de cerdas delgadas cepilles el cabello, y luego con la ayuda de una lupa veas directamente estos parásitos. El diagnóstico es bastante sencillo.

Remedios Caseros para la Pediculosis.

Ajo

Como hemos visto en otras publicaciones, el ajo posee diversas sustancias con propiedades anti microbianas excelentes para detener la proliferación de los piojos, de igual manera evita las sobre infecciones bacterianas en aquellas excoriaciones producidas por el rascado intenso. Para preparar este remedio tritura muy bien 6 dientes de ajo, y añádelos a 200 cc de aceite de cocina, deja que repose durante toda una noche y al día siguiente aplícalos sobre el cuero cabelludo masajeando de manera gentil, luego cubre la cabeza con una bolsa plástica o un gorro y deja que actúe durante 1 ó 2 horas. Remueve el remedio con abundante agua y jabón para eliminar el mal olor.

Semilla de Aguacate

La semilla del Aguacate contiene diversas sustancias que resultan irritantes para el crecimiento de los piojos y liendres, de hecho el contacto directo con estructuras propias del cuerpo como los ojos pueden resultar lesivo. Para utilizar la semilla de aguacate como tratamiento para la pediculosis lava muy bien este producto natural, luego rállalo en su totalidad y colócalo a hervir durante 20 minutos en medio litro de agua, deja que repose hasta que alcance temperatura ambiente, y luego aplícala sobre el cuero cabelludo masajeando. Repite este proceso al menos tres días seguidos. Y recuerda cuidar de no ingerir el líquido y proteger tu vista.

Té de Ruda

La Ruda es una planta aromática con un olor fuerte, utilizada por los agricultores para repeler a las plagas, y que además se usa desde tiempos antiguos por la medicina naturista para combatir la infección por piojos, y es que su olor característico debilita el crecimiento de estos micro organismos y los desplaza en busca de aire fresco. Para aprovechar estos beneficios, prepara un te regular de ruda en cantidad suficiente de agua para humedecer todo el cuero cabelludo, masajea suavemente durante 5 minutos y luego cubre todo el cabello con una toalla limpia, deja que actúe por una hora, cepilla muy bien el cabello para eliminar la mayor cantidad de piojos y liendras posible, y luego retira el remedio con abundante agua y jabón. Repite el remedio por 4 días consecutivos.

Alcohol Alcanforado

EL alcanfor tiene la capacidad de eliminar de manera directa y rápida a los piojos, a la vez que evite el desarrollo normal de las liendres. Para utilziarlo como remedio contra la pediculosis consigue alcohol alcanforado en cualquier herbolaria o farmacia regular, o en su defecto si no lo encuentras, añade algunos pedazos pequeños de alcanfor a un frasco de alcohol regular. Es suficiente con aplicar este líquido sobre todo el cuero cabelludo con la yema de los dedos durante 10 minutos, dejar que actúe por 20 minutos y retirarlo con abundante agua y jabón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd