Remedios Caseros para la Sinusitis

Los senos paranasales son cavidades neumáticas ubicadas en la periferia de la cavidad nasal, se dice que aligeran el peso del cráneo, además de ayudar a la fonación. La sinusitis se refiere a la inflamación de los mismos,  acompañada en algunos casos de obstrucción y acumulación de secreciones. Es mucho más frecuente en los niños dado su menor tamaño y en los meses de invierno.

¿Qué puede ocasionar la Sinusitis?

La inflamación de los senos paranasales tiene su origen fundamentalmente en los procesos infecciosos, en este sentido los virus son los principales productores de  infección, recordando que los procesos virales son auto limitados (se curan por si solos al cabo de un tiempo), las infecciones bacterianas resultan más complejas. Cuando se produce sinusitis a repetición es posible que exista algún trastorno de base, como malformaciones anatómicas. La presencia de alergia también puede conllevar a la sinusitis.

¿Qué síntomas produce la Sinusitis?

La Sinusitis se acompaña de dolor de cabeza, en especial  detrás de los ojos y en la región maxilar y cigomática. También se caracteriza por la presencia de fiebre, y secreciones a través de los orificios nasales, que suele ser transparente pero que también puede ser  purulenta o verdosa. En casos de afección prolongada puede causar alteraciones en el sentido del olfato, evocando mal olor característico a la persona afectada.

¿Cuándo acudir al médico?

En caso de secreción purulenta a través de la nariz, de dolor intenso o de fiebre que no ceda te recomendamos acudir de manera inmediata al médico. Sin embargo en la mayoría de los casos es suficiente con un poco de reposo y la ayuda de los mejores remedios caseros para conseguir alivio.

Remedios Caseros para la Sinusitis:

Eucalipto

El eucalipto es una de las plantas con mejor efecto expectorante, lo que elimina la obstrucción de los senos paranasales con la consecuente salida de las secreciones acumuladas, y posterior alivio inmediato del dolor y de la sensación de malestar. Para preparar este remedio toma un manojo de hojas de eucalipto (las que puedas tomar con una mano) y colócalas a hervir en medio litro de agua durante 10 minutos, luego con la ayuda de un paño para cubrir tu cabeza y el recipiente donde se encuentra la mezcla, inhala todo el vapor posible durante 5 minutos, descansa 5 minutos y repite el proceso. Este remedio es excelente para el alivio inmediato.

Lavanda y Oliva

Un remedio muy útil es mezclar 4 cucharadas de agua, 6 gotas de aceite de oliva, 6 gotas de esencia de lavanda, más una pizca de sal marina, para luego llevarla a fuego lento hasta que hierva por 2 minutos. Deja que esté a temperatura ambiente y aplica 2 gotas en cada fosa nasal cada 8 horas por 5 días para conseguir resultados definitivos. El aceite de oliva más la esencia de lavanda posee propiedades anti inflamatorias y anti microbianas, por lo que el efecto de este remedio puede eliminar de raíz la infecciones de los senos paranasales, además la sal marina es un descongestionante por excelencia lo que produce alivio al instante.

Espinaca y Menta

Spinach smoothie with mint leaves and lemon on table.

En caso de que la sinusitis sea por causa alérgica la espinaca y la menta son ideales para resolver este problema. Estas plantas no sólo son anti inflamatorias sino que además alivian las enfermedades atópicas, pues regulan la respuesta del sistema inmune; de igual manera la menta posee efecto descongestionante para conseguir alivio inmediato. Para preparar este remedio licúa 20 gramos de espinaca, 15 gramos de menta y un vaso de agua o de agua de coco, cuela bien el jugo y agrega un poco de azúcar o miel para mejorar el sabor. Bebe este remedio tres veces al día por 5 días para conseguir resultados definitivos.

Manzanilla

La manzanilla es una planta des inflamatoria y antiséptica ideal para curar la sinusitis alérgica y viral en los niños. Toma 6 cucharadas de té de manzanilla, y prepara un té de manera regular en un litro de agua. Coloca el rostro de tu pequeño sobre el recipiente cubriendo su cabeza con un paño, y deja que inhale este vapor por 5 minutos, deja que descanse 5 minutos y repite de nuevo el proceso. Se cuidadoso para que el vapor no lesione al niño, repite el proceso 2 veces al día por 3 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd