Remedios Caseros para la Tortícolis

La tortícolis se caracteriza por la contracción sostenida y espasmódica del músculo esternocleido mastoideo, el cual se origina en la apófisis mastoides de la base del cráneo, y se inserta en la clavícula y la parte superior del esternón del tórax. Este músculo cumple la función de rotar o girar la cabeza de un lado a otro.

¿Qué síntomas produce la Tortícolis?

En primera instancia la tortícolis se caracteriza por la postura espasmódica de la cabeza rotada hacia un lado, por tanto es bastante difícil su movilización. Gran parte de los casos se acompañan de dolor localizado que aumenta al tratar de movilizar el cuello. No suele existir signos locales o sistémicos de inflamación.

¿Por qué se Produce la Tortícolis?

Esta alteración se produce generalmente por mantener una posición de contracción del esternocleidomastoideo por tiempo prolongado, como en los casos en que duermes en mala posición; también se produce esta alteración por mantener mala postura al utilizar la computadora o la televisión.

Remedios Caseros para la Tortícolis

La tortícolis es una afección frecuente y benigna, que suele generar riesgos para el afectado. Luego de su resolución no deja secuelas, sus efectos se limitan a la incomodidad y dolor momentáneo, por tanto no suele ser necesario acudir por ayuda profesional.

Ejercicios de Relajamiento:

Antes de probar cualquier tratamiento debes realizar estos ejercicios de relajamiento en dos pasos, en primera instancia debes pararte derecho, luego separar bien las piernas, y llevar tu cuerpo hacia adelante, permitiendo que la cabeza quede colgando. La finalidad de esta terapia es que los brazos y la cabeza queden sueltos y colgando alrededor de 2 minutos. Con esta maniobra el peso de la cabeza aumenta la separación entre las vertebras cervicales, lo que se traduce es relajamiento de los músculos. Puedes realizar algunos pequeños movimientos de la cabeza de un lado al otro.

Posteriormente, estando sentado presiona con tu dedo pulgar el centro del músculo afectado durante 30 segundos, descansa medio minuto y presiona por 30 segundos más en la unión del músculo con la clavícula, descansa nuevamente y finaliza presionando una vez más en la zona en que el músculo se une a la nuca. Luego de estas maniobras te sentirás mucho más aliviado, repítela al menos dos o tres veces para conseguir resultados duraderos.

Agua Caliente con Esencias Naturales

El calor produce relajamiento de las fibras musculares, este remedio es excelente además para combatir el estrés. De igual manera el agua caliente remueve impurezas de piel. Algunas esencial naturales como la lavanda o el romero aportan beneficios anti inflamatorios adicionales, que aumentan la velocidad con que se recupera tu cuerpo. Calienta un poco de agua y luego añade algunas gotas de esencia natural, o también puedes hervir un manojo de lavanda o de romero durante 5 minutos, y cuando enfríe un poco aplicalo directamente sobre la piel mientras masajeas.

Árnica

El árnica es una de las plantas con mayor efecto relajante y des inflamatorio, en sus flores está contenido la mayor cantidad de elementos con propiedades curativas. Esta planta se consigue comercialmente en forma de pomadas, de cremas, de cataplasmas o en su forma natural. Puedes aplicar la pomada o crema masajeando gentilmente durante 15 minutos, otra opción es aplicar el cataplasma en el cuello y dejar que actúe por 20 minutos o finalmente puedes tomar un manojo de flores y hojas de árnica, hervirlo durante 5 minutos en un poco de agua y luego aplicarlos con la ayuda de un pañuelo o gasa sobre el músculo contraído.

Infusión de Orégano o de Manzanilla

El orégano no solo desinflama y alivia el dolor, también disminuye la tensión arterial lo que lo transforma en el remedio ideal para la tortícolis asociada al estrés emocional. Por su parte la manzanilla bloquea la vía de la inflamación, lo que permite al músculo recobrar su estado de normalidad de manera rápida y económica. Te recomendamos que realices infusión de cualquiera de estas plantas, y que tomes dos tazas, para luego tomar las plantas previamente hervidas, triturarlas y aplicarlas directamente sobre el músculo contraído.

Algunos Consejos

  • Recuerda dormir siempre en una posición cómoda
  • Las almohadas deben ser adecuadas a tu estatura, con una altura accesible para ti.
  • Realiza ejercicios con el cuello antes de dormir aquellas noches en que tuviste estrés adicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd