Remedios Caseros para las Manchas de Sol

Nuestro rostro es una de nuestras principales cartas de presentación, y cuando se ve afectado por las manchas de sol afecta nuestra estética, confianza y en algunos casos la salud. Son muchos los tratamientos empleados para curar las manchas de sol, pero en las siguientes líneas el grupo de editores de Remedioscaseros.com.mx te taremos las mejores terapias totalmente naturales y económicas para poner fin a este problema.

¿Por qué se producen las manchas de Sol?

Las manchas de sol pueden ser producidas por utilizar productos químicos y luego exponernos al sol, un ejemplo de esto son las cremas anti micóticas, de igual manera algunos productos naturales suelen causar esta reacción, como lo es el caso del jugo de limón. Cabe destacar la presencia de hongos que simulan presencia de manchas de sol, se trata de micro organismo que forman placas blanquecinas no elevadas, lo que hace difícil diferenciarlas, pero generalmente estas producen sensación de piquiña y descamación.

Remedios Caseros para las Manchas de Sol

Jugo de Limón

EL jugo de limón posee un Ph ácido con la capacidad de aclarar las manchas de sol, pues remueve todas las impurezas de la piel a la vez que hidrata y previene contra infecciones. Para aprovechar las bondades del limón para tu piel, toma un limón grande, pícalo a la mitad y exprime todo el jugo posible. Cada noche durante una semana aplica el jugo de limón con un pañuelo o gasa limpia masajeando suavemente. Recuerda lavar muy bien tu rostro en la mañana, pues el limón de manera controversial también puede manchar tu cara si se expone directamente al sol.

Cebolla

La cebolla es ideal para depurar la piel, posee sustancias fuertes que eliminan los residuos de la dermis. Te sugerimos utilizar cebolla morada, es más eficaz. Para realizar una loción toma media cebolla mediana, lávala muy bien, luego licúala hasta obtener una mezcla homogénea. Con la ayuda de un algodón aplícala de manera gentil masajeando sobre las áreas afectadas, deja que actúe por 30 minutos y por último retira el producto con abundante agua y jabón. Repite el proceso al menos por 10 noches para conseguir resultados duraderos.

Leche de Vaca

La leche es un producto bastante bondadoso y útil para nuestra piel, utilizado desde épocas antiguas, como el antiguo Egipto o el Imperio Romano. Este líquido contiene ácido láctico, una sustancia con propiedades depurativas que remueven las células muertas y limpia las impurezas. Toma un vaso de leche de vaca pura, y con la ayuda de un algodón aplica de manera generosa sobre las áreas afectadas, utiliza la cantidad suficiente para mantener húmeda el área por 30 minutos mientras masajeas.

Yogur

El yogur aparte de las bondades de la leche, posee mayor contenido de ácido láctico a la vez que posee otras sustancias que no solo remueven impurezas y depuran la piel, sino que además hidrata, desinflama y protege contra infecciones. Para utilizar el yogur contra las manchas del sol, realiza una mascarilla, toma el yogur con un pincel y aplícalo sobre todo tu rostro, deja que actúe por media hora y luego remuévelo con abundante agua y jabón. Repite el proceso por 5 noches.

Aloe Vera

El aloe vera es una de las plantas más nobles y con mayores beneficios para nuestra piel, contiene vitaminas, minerales y otros compuestos que rehidratan y rejuvenecen, a la vez que depuran las piel, eliminan el exceso de células y fortalecen el sistema inmune. Extrae el cristal de la sábila, déjalo remojando en agua por 12 horas y luego bota ese líquido. Posteriormente tritura el cristal y aplícalo directamente sobre tu rostro, masajeando por 5 minutos, aplícalo a manera de mascarilla y deja que actúe por media hora más. Limpia tu cara con abundante agua y jabón para quitar este producto.

Tomate

 

El licopeno y las vitaminas contenidas en el tomate, hacen de este producto una forma ideal de remover la impurezas de la piel. Toma un tomate mediano, lávalo bien, pícalo a la mitad, retira las semillas y mézclalo en la licuadora junto al jugo de medio limón amarillo hasta conseguir una sustancia homogénea. Deja que repose por 15 minutos para luego aplicarlo suavemente sobre tu rostro durante 20 minutos, retira el producto con agua y jabón. Repite el proceso hasta conseguir resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd