Remedios Caseros para las Ojeras y Bolsas bajo los Ojos

¿Qué son las Ojeras y Bolsas debajo de los Ojos?

Las ojeras se corresponden a la pigmentación de la piel que rodea el ojo de un tono más oscuro que el resto de la dermis, asociado a la hiper producción de melanina (el pigmento que de manera natural da el color a la piel), vasodilatación del sistema venoso de la cavidad orbitaria o adelgazamiento de la piel. En otro sentido las bolsas debajo de los ojos se produce por agotamiento de los músculos orbiculares aunado al adelgazamiento de la piel.

¿Qué produce las ojeras y Bolsas debajo de los ojos?

Existen factores genéticos asociados a la presentación de las ojeras y bolsas debajo de los ojos, por tanto si tus padres o familiares presentan estos rasgos es probable que tú también los presentes o que tengas mayor predisposición a padecerlos en un futuro. En este sentido la disminución en las horas de sueño, la cercanía a pantallas de televisión o computadoras, el cansancio, el calor son factores que predisponen a la aparición de estos rasgos. De manera natural  el envejecimiento condiciona el adelgazamiento de la piel, distensión de los músculos y alteraciones circulatorias por lo que es más frecuente encontrar bolsas y ojera en los mayores. El consumo excesivo de sal y la retención de líquidos también promueven en menor medida la aparición de estos rasgos. Así mismo las afecciones de los senos paranasales también son un factor determinante.

Remedios Caseros para las Ojeras y Bolsas debajo de los Ojos.

Como es de esperar dentro de las primeras recomendaciones para eliminar este problema son disfrutar de un sueño completo, guardar cierta distancia con respecto a las pantallas, evitar el estrés y agotamiento y una dieta balanceada; pero ¿qué pasa si aun cuando llevas a cabo todo esto aún persiste las ojeras? O ¿qué pasa cuando te ves obligado a disminuir tus horas de sueño a causa del trabajo? En las siguientes líneas veremos cómo afrontar este problema con cómodos remedios caseros.

Manzanilla

La manzanilla contiene elementos que le aportan importantes propiedades anti inflamatorias, por lo que producen disminución de la congestión venosa a nivel peri ocular. Hierve 250 cc de agua en un recipiente con tapa y posteriormente agrega un poco de flores de manzanilla, tapa el recipiente y deja reposar por 10 minutos. Luego con las ayuda de una gasa impregnada, aplica esta infusión directamente sobre el área afectada, no te preocupes si aplicas un poco de flores de la planta directamente sobre tu piel.

Pepino

Las propiedades astringentes del pepino son ideales para combatir las ojeras y bolsas debajo de los ojos, de igual manera posee un efecto clarificador por lo que disminuye las manchas e hipercromía de la piel. Puedes cortar un pepino previamente limpio en rodajas y aplicar sobre los cavidad orbitaria con los ojos cerrados, o si prefieres puedes tomar la mitad de un pepino de tamaño mediano y triturarlo en un mortero en la licuadora junto con un poco de limón, y aplicarlos durante 15 minutos con la ayuda de una gasa sobre la piel afectada.

Té Verde

El té verde es acreedor de bondades anti oxidantes, anti inflamatorios y rejuvenecedoras por lo que es un remedio bastante útil para este padecimiento. Prepara una taza de té verde de manera convencional, impregna un pañuelo o gasa con este líquido y aplica sobre los ojos cerrados durante al menos 10 minutos, repite el proceso cada noche para conseguir los mejores resultados.

Cucharas de Metal

Por extraño que suene a lo largo de los años de han empleado las cucharas tradicionales para combatir en especial las ojeras, se dice que el metal frío produce vasoconstricción una de las causas del problema. Toma dos cucharillas y colocalas durante al menos 5 horas en el refrigerador, posteriormente recuéstate con los ojos cerrados y aplica de manera gentil una cucharilla en cada globo ocular tratando de dar pequeños masajes. Realiza este procedimiento por dos minutos al menos 4 veces por semana para conseguir los mejores resultados.

Leche

Para aclarar y desinflamar el contorno de tus ojos, toma una gasa impregnada en leche fresca (líquida) y aplícala directamente sobre tus ojos cerrados. Para conseguir verdaderos resultados practica este remedio cada noche por una semana, descansa 5 días y repite el procedimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd