Remedios Caseros para los Cálculos en los Riñones

Los riñones son órganos ubicados en la cavidad abdominal encargados de depurar la sangre de compuestos tóxicos, a semejanza de filtros especializados. Algunos elementos en exceso como el ácido úrico pueden ocasionar el acúmulo de cristales en la micro estructura de los riñones, estos cristales aumentan progresivamente de tamaño y forman los conocidos cálculos renales, que afectan principalmente a la población masculina sobre los 45 años de edad.

 

¿Qué síntomas producen los cálculos Renales?

Los cálculos renales ocasionan dolor en la región lumbar, este suele ser moderado, mal localizado y que aumenta progresivamente con el tiempo. Cuando la afección ha avanzado los cálculos renales pueden producir obstrucción de partes de la vía urinaria, lo que predispone a la presencia de infecciones y alteración de la estructura renal. Los síntomas más importantes se producen cuando existe movilización de los cálculos renales, pues el cuerpo reacciona ante este cuerpo extraño con inflamación y contracción de la musculatura propia de las vía urinarias, lo que comúnmente se conoce cómo cólico nefrítico, uno de los peores dolores conocidos.

¿Cuándo debo acudir al médico?

Como vimos, generalmente los síntomas son poco específicos por lo que acudir al médico  a causa de cálculos renales no es tan común, sin embargo te recomendamos acudir al mismo desde el momento inmediato de su sospecha. Una vez realizado el diagnóstico y en dependencia del tamaño y localización de los cálculos, puedes optar por algún medicamento tradicional, que pueden reemplazar los fármacos o acelerar de manera conjunta el proceso de curación de manera natural y eficaz.

Remedios Caseros para los Cálculos Renales:

Un paso importante para eliminar los cálculos es mejorar la dieta, disminuye el consumo de sal, evita las bebidas gaseosas, la carne, hígado y otros similares en exceso. No debes consumir alcohol o tabaco.

Raíz de Diente de León 

La Raíz del Diente de León es un potente diurético y además estimula la desintegración de los cálculos renales. Esta maravillosa planta se consigue en forma de cápsulas de 500 mg en tu herbolaria de preferencia, o si deseas puedes preparar bebedizos a base de la misma, hirviendo un manojo de raíces en medio litro de agua durante 20 minutos, para beber todo el líquido durante el transcurso del día. Agrega un poco de azúcar o miel para merodear el sabor.

Cola de Caballo

La Cola de Caballo es sin duda el remedio casero más conocido para tratar los cálculos en los riñones, recomendado incluso por los médicos tradicionales y naturistas. Posee un potente efecto diurético, que estimula la reducción y eliminación de los cálculos renales a la vez que depura el organismo. La cola de caballo se consume en forma de cápsulas de 2 gramos diarios, esta presentación se consigue fácilmente en cualquier herbolaria, o si prefieres tomar un manojo de las hojas y flores de esta planta, hervir en medio litro de agua durante 20 minutos y tomar todo el líquido resultante durante el día, agrega un poco de azúcar o miel para mejorar el sabor.

Frijoles

Es sabido desde hace mucho que los frijoles son ideales para aliviar los problemas asociados a los cálculos renales, se dice que su forma de riñón característica denota sus beneficios. La semilla del frijol  es rica en magnesio, un elemento esencial en el tratamiento de los cálculos, por lo que te recomendamos que incluyas este producto en tu dieta diaria. Además las vainas de esta planta, también ayudan al tratamiento de esta enfermedad; procura adquirir 1 kilogramo de frijoles frescos, retira las semillas y con las vainas restantes, preparara un bebedizo, hirviendo las mismas en dos litros de agua hasta que reduzca a un litro. Deja que repose y bebe este líquido durante el día por dos semanas.

Albahaca

La albahaca regula de manera natural el proceso de depuración realizado por los riñones, su efecto ha sido probado de manera científica, y se sabe que las personas que consumen esta planta de manera regular en primera instancia reducen el tamaño de los cálculos para luego expulsarlos mediante la orina. También reducen los niveles de ácido úrico en sangre, uno de las principales causas de esta enfermedad. Prepara té de albahaca de manera tradicional, hirviendo algunas ramas de esta planta en un litro de agua por 20 minutos, para luego tomarlo durante un día. Repite el proceso por al menos dos semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd