Remedios Caseros para Subir las Plaquetas

Las plaquetas son fragmentos celulares que participan de manera activa en el proceso de coagulación sanguínea. Se encuentran en valores normales de 150 mil a 450 mil, y pueden valorarse de manera sencilla y efectiva mediante la Hematología Completa Simple o con Conteo Manual. La principal manifestación de la disminución en el número de  las plaquetas es el sangrado, que puede expresarse como sangrado en orina (orina oscura), evacuaciones con sangre (o heces negras o melénicas), sangrado a través de las encías, o formación de petequias (puntos rojos) en la piel y mucosas.

¿Qué ocasiona la disminución de las Plaquetas?

La principal causa de disminución de las plaquetas o plaquetopenia (término médico) es la afección por el virus del dengue, un microorganismo transmitido por el Zancudo Aedes Aegipti; esta enfermedad puede producir recuento plaquetario por debajo de 150 mil plaquetas generalmente luego de 3 ó 4 días de alzas febriles. De igual manera puede asociarse a problemas poco comunes como la púrpura trombocitopénica, insuficiencia de médula ósea, por anemia hemolítica y otros trastornos. Algunos procesos neoplásicos como la leucemia también producen plaquetopenia, asociado a disminución de otras líneas celulares como los glóbulos rojos y glóbulos blancos. Se sugiere contar siempre con asesoramiento médico, sin embargo con el uso de los remedios caseros que conoceremos en este artículo mejorarás tu forma de vida y acortarás el período de enfermedad

Remedios Caseros para Aumentar las Plaquetas

 Aumentar las plaquetas supone un gran esfuerzo para el organismo, por tanto te mostraremos algunos de los remedios caseros más reconocidos de toda la Web para ayudarte en este proceso.

Sopa de Ajo

El Ajo posee elementos sulfurosos que inhiben la agregación plaquetaria, lo que aumenta su vida media en sangre, además posee efectos anti microbianos que ayudan a eliminar algunos de los virus responsables de la plaquetopenia (el virus del dengue principalmente). Para preparar la sopa fríe 10 dientes de ajo, una cebolla pequeña y un poco de pimentón en un  sartén con poco aceite, luego agrega el resultado de la preparación en una olla con caldo de pollo, añade trozos de jamón, sal, condimentos y remueve hasta que esté cocido. Para finalizar puedes agregar trozos de pan y huevos al gusto. Una taza diaria de este remedio eleva las plaquetas en tan sólo un par de días.

Espinacas, Acelga y Brócoli

Las hojas de estas plantas son ricas en vitamina K, un elemento esencial en el proceso de coagulación y formación de plaquetas, por lo que su consumo se asocia desde tiempos antiguos al aumento de las mismas. La mejor manera de consumir estos vegetales es con una ensalada fresca, toma las hojas de acelga y brócoli (O cualquiera de ellas) e hiérvelas hasta que estén bien cocidas, luego córtalas en trozos y aderézalas con un poco de mayonesa, sal y vinagre, agrega además zanahoria, tomate y pedazos de nuez, refrigérala por 1 hora y estará lista para comer. La espinaca puedes agregarla al arroz,  mezclarla cortada con huevo o prepararla al gusto.

Patas de Pollo

Las patas de pollo contienen elementos que favorecen la formación plaquetaria, además de vitaminas, oligoelementos y grasas esenciales. Este es un remedio poco conocido pero ampliamente efectivo para el manejo del dengue; toma 5 patas de pollo y colócalas a hervir en la cantidad de agua necesaria hasta que estén bien cocidas. Posteriormente toma este líquido y con el prepara un gelatina regular, es decir toma dos tazas de caldo de patas de pollo caliente y  disuelve gelatina en polvo, posteriormente agrega dos tazas de caldo de pollo más, remueve y refrigera hasta conseguir un mezcla homogénea. Una vez esté lista la gelatina disfrutaras de todas las propiedades de las patas de pollo sin preocuparte por su sabor.

Agua de Coco y Remolacha

El agua de coco no sólo aumenta los niveles de plaquetas en sangre, además te hidrata de manera eficaz y promueve el desarrollo de un sistema inmune competente, por otra parte la remolacha con sus grandes cantidades vitaminas, hierro, fósforo, calcio y otros oligoelementos también favorecen la formación de células sanguíneas. Toma un vaso de agua de coco fresco, y licúa con media remolacha previamente lavada y cocida, puedes añadirle azúcar o miel para mejorar el sabor. Se recomienda beber esta mezcla una vez al día por una semana para conseguir efectos duraderos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd