Remedios Caseros para Tener Pestañas Más Tupidas

Las pestañas forman parte del sistema protector de los globos oculares, evitando que partículas extrañas lleguen a la conjuntiva. Además adornan nuestro rostro, dándole a los ojos una imagen estilizada y elegante. Tener pestañas más largas y tupidas proporciona en especial a las mujeres una mirada más cautivadora y atractiva, de aquí que muchas recurran a métodos estéticos como pestañas postizas, maquillaje y otros métodos químicos que pueden resultar agresivos para nuestro organismos.

Aquí en RemediosCaseros.com.mx te daremos los mejores tips para que logres unas pestañas gruesas, largas y mas tupidas de manera natural.

Aceite de Ricino

El aceite de ricino es rico en Vitamina E, un elemento necesario para el crecimiento del cabello, que le proporciona fuerza y belleza desde la raíz, y que por supuesto puedes aplicar en tus pestañas para decorar tu mirada de forma natural. Para utilizar el aceite de oliva te recomendamos que consigas el cepillo de una máscara que ya no uses, lo sumerjas en el aceite y apliques una fina capa desde la raíz hasta las puntas, debe ser una capa fina. En su defecto, si no consigues un cepillo puedes utilizar un hisopo. Repite el proceso todas las noches antes de acostarte, y retira los vestigios del aceite por la mañana.

Vaselina

Además de ser económico, la vaselina es un producto ideal para el cuidado de la belleza femenina. Tiene efectos protectores y emolientes de los globos oculares, además funciona como acondicionador de las pestañas a la vez que favorece su crecimiento, brillo e hidratación. Recuerda que la vaselina también hidrata el resto de rostro, así que la puedes emplear como mascarilla. Cada noche antes de acostarte aplica con el cepillo del rímel una delgada capa de vaselina, que retirarás al levantarte con abundante agua.

Aceite de Oliva

Como hemos visto en publicaciones anteriores el aceite de oliva contiene grandes cantidades de grasas complejas, vitamina E y C, además de otros oligoelementos que favorecen el crecimiento, fuerza y brillo de las pestañas. Puedes usar el aceite de oliva al igual que los remedios anteriores con el cepillo del rímel, con hisopo o con la yema de tus dedos de manera delicada cada noche, y retirar en la mañana con agua abundante.

Clara de Huevo

 

Las proteínas y las vitaminas presentes en la clara del huevo fortalecen el cabello, lo hidratan y promueven su crecimiento, por tanto han sido utilizado para el crecimiento de las pestañas, cejas y el cuero cabelludo. Toma un huevo, separa la clara y remuevela un poco antes de agregarla con la ayuda de un pincel de rímel sobre tus pestañas. Cada noche antes de acostarte. Recuerda retirar el producto al levantarte con abundante agua.

Té Verde

El té verde es conocido desde hace mucho por sus efectos anti oxidantes, rejuvenecedores, por su alto contenido de flavonoides, pero también favorece el crecimiento de las pestañas y las hidrata desde la raíz. Para preparar este remedio  haz una infusión de té verde de manera regular , déjalo reposar y luego llévalo al refrigerador hasta que esté frío. Luego con la ayuda de un algodón limpio impregnado es esta infusión, aplica una fina capa sobre tus pestañas con los ojos cerrados. Se cuidadoso al aplicar para no irritar tus ojos.

Manzanilla

La manzanilla no sólo estimula el crecimiento de las pestañas, además hidrata tu piel, fortalece y previene la infecciones del globo ocular. Puedes incluir el consumo de té de manzanilla en tu dieta, y además aplicar con la ayuda de un algodón limpio un poco de este té sobre tus pestañas con los ojos cerrados antes de acostarte. Recuerda limpiar muy bien en la mañana tu rostros con abundante agua para eliminar las impurezas y vestigios del remedio.

Almendras y Frutos Secos

Una alternativa ideal para tener pestañas más tupidas, fuertes y hermosas es incluir frutos secos en tu dieta. La almendra en especial es rica en Vitamina E, esencial para el crecimiento de los folículos pilosos, no solo de las pestañas, verás también como tu cabello se torna más brillante y sedoso, de igual manera las almendras contienen polifenol, un aceite graso esencial que evita la caída del cabello. Incluye al menos 6 almendras en tu dieta diaria para conseguir los efectos deseados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd