Ungüentos Caseros

¿Qué son los Ungüentos?

Los ungüentos son preparaciones tópicas que normalmente se usan con fines médicos o cosméticos, tienen dentro de su composición una base oleosa que la diferencia de las cremas, las cuales poseen una base acuosa. Los compuestos oleosos que conforman los ungüentos permiten que la preparación no se evapore, y que en su lugar se absorba progresivamente a través de la piel. Además son sustancias homogéneas, que tampoco se diluyen con las secreciones dérmicas. El mejor ejemplo es la pintura labial, que puede perdurar durante horas después de ser aplicada.

¿Qué necesito para preparar un ungüento?

  • 500 gramos de vaselina, parafina o cera de abejas
  • 60 gramos de hierba seca (varía de acuerdo a la dolencia)
  • Envase de vidrio
  • Cazuela
  • Filtros, puede usar la tela de una media
  • Guantes
  • Recipiente para almacenar el producto final

¿Cómo preparar el ungüento?

  1. Utilizando el baño de maría, derrite la vaselina, parafina o cera de abeja, posteriormente  añade lentamente los 60 gramos de  hierba seca molida y remueve a fuego lento durante al menos dos horas.
  2. Vierte el contenido de la mezcla obtenida a través del filtro en el recipiente final.
  3. Procura utilizar guantes durante el proceso de vaciado, la mezcla obtenida está bastante caliente.
  4. Realiza el filtrado de manera rápida, pues cuando el producto se enfría retoma a su consistencia original y no puede pasar a través de los poros del filtro.
  5. Una vez culminado, deja enfriar el ungüento y resguárdalo en un sitio fresco.

¿Qué hierbas se emplean para realizar los ungüentos caseros?

Cada hierba posee propiedades únicas que puedes aprovechar para aliviar las dolencias más frecuentes. Para que las hierbas puedan ser empleadas en esta preparación deben ser secadas al sol y luego molidas o trituradas finamente, también puedes conseguir las presentaciones comerciales de hierba seca en tu comercio de preferencia.

  • Ungüento para dolores musculares y articulaciones: Hojas de Romero, debe ser aplicada masajeando gentilmente sobre el área afectada.
  • Ungüentos para el dolor neurógeno del ciático: Flores de Hierba de San Juan, aplicar dos veces al día principalmente sobre el glúteo afectado, de igual manera se aplica sobre el área dolorosa del miembro inferior.
  • Ungüento para Sanar picaduras de Insectos: Flores de manzanilla, aplicar sobre el área afectada masajeando suavemente.
  • Ungüento para el Dolor de Cabeza: Hojas de Menta, debe aplicarse masajeado gentilmente sobre la frente y la sien. Se recomienda además guardar reposo.
  • Ungüento para las quemaduras: flor de primaveras y pímulas, flor de Menta, aplicar sólo en caso de quemaduras leves. Las quemaduras graves pueden agravarse ante la presencia de sustancias no asépticas.
  • Ungüento para las manchas de la piel: Pétalos de Caléndula. Aplicar dos veces al día.
  • Ungüento para facilitar la extracción de las astillas: Raíces de malvavisco, aplicar al menos dos veces en un periodo de una hora antes de la extracción de la astilla.
  • Ungüento Antifúngico: Flor de Caléndula, aplicar tres veces al días durante a 2 semanas

  • Ungüento para las Hemorroides: Partes aéreas de la Consuelda Menor, aplicar sobre el área anal y perineal una vez controlado el sangrado activo. Tiene efecto anti inflamatorio y analgésico.
  • Ungüento para la pañalitis: Hojas y Raíces de Consuelda, previa limpieza del área irritada con agua y jabón de bebé, aplicar en cada cambio de pañal.
  • Ungüento para la Inflamación de los pezones durante la lactancia: Hojas de San Juan y Pétalos de la Caléndula, aplicar en horario que no coincida con la lactancia, luego lavar bien antes de amamantar.
  • Ungüento repelente de Insectos: Hojas de Melisa, aplicar sobre áreas expuestas para evitar la agresión de insectos.
  • Ungüento descongestionante: Hojas de eucalipto y hojas de menta, aplicar sobre el pecho, garganta y en el extremo de las fosas nasales.
  • Ungüento para la resequedad de la piel: pétalos de caléndula, aplicar al menos dos veces al día para conseguir mejoría
  • Ungüento para el Eccema y lesiones menores en piel: Flores de Manzanilla, Pétalos de Caléndula. En caso de lesiones pruriginosas y descamativas pequeñas.

¿Qué Precauciones debo tener con el uso de Ungüentos Caseros?

Los ungüentos se aplican únicamente sobre la piel, no aplique sobre los ojos o la boca. Evite a toda costa su aplicación sobre heridas abiertas o sangrantes pues pueden promover el crecimiento bacteriano. En primera instancia pruebe aplicando un poco de ungüento en un área pequeña de la piel, para descartar reacciones alérgicas al producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

asd